General

Ser mujer y viajar sola

Con Caio, un amigo cicloviajero, tenemos un trato: nos juntaremos al menos una vez al año, en algún lugar del mundo, para vernos y aprovechar de carretear juntos.

Eso, podría parecer una frase exitista, burguesa  de la posibilidad de acceder a viajar o como lo siento en mi caso, un acto desesperado de al menos en un momento durante el año, poder carretear absolutamente tranquila. Si me curo, si me vuelo como zanja, si doy jugo, va a haber alguien que no soy yo, controlando la situación.

Hace 10 años que trabajo en temas ligados a la cultura, espectáculos y diversión, lo que incluye muchas noches. Como cualquier persona, debo preocuparme que no me vayan a robar, que no me vayan a atropellar, no tener un mal rato con algún borracho ¿Pero qué pasa cuando eres mujer? Simplemente esto se magnifica por 100: además tengo que preocuparme de ir con la ropa adecuada para no ser acosada ( como si hubiese una) . Debo maquillarme/depilarme/arreglarme para que no piensen que no lo hago. Debo preocuparme de no emborracharme/drogarme o simplemente despreocuparme, porque simplemente lo voy a pasar mal.

Antes que levanten sus fusiles, no pienso esto. Lo que pienso es que nos convencen de todo esto, pues entre otras cosas, es útil al mercado que seamos miedosas. Porque el machismo está tan metido en las mentes de la gente, que no importa realmente eso que “los hombres no deberían violarnos o matarnos” sino más bien que nosotras nos tenmos que cuidar, siempre, todo el tiempo, en todo momento.

No soy una persona que ande con miedo. O mejor dicho sí, siempre tengo miedo, pero vivo en un juego que quiero no tenerlo. Me atrevo a hacer cosas cagada de miedo, pero siento que es imperativo hacerlo, como viajar o pedalear.

Es por eso –además del cariño que le tengo-que prometemos vernos alguna vez durante el año, porque confío en ese hombre, que no me va a violar/ matar/secuestrar .

Para viajar sola siento que no es necesario andar con un cuchillo y un gas pimienta, que por lo demás no sabría ocupar. Para viajar sola siento se necesita:

  1. Saber (y sobre todo sentir) que está bien hacerlo: Viajar sola no tiene por qué ser porque quedaste sola, porque tus amigos se fueron y quedaste botada, ni porque necesariamente terminaste con tu novio ni menos aún eres pobrecita tan solita (frase que aborrezco por lo demás): eres una mujer adulta que puedes hacerlo porque eres tan capaz como un hombre de hacerlo. No está mal, no es un error.
  2. Viajar sola te permite interactuar: viajar en grupo muchas veces impide estar con otras personas nuevas, la atención está destinada a esa gente que ya conoces. Viajando sola se abre un mundo de opciones donde conocer gente será uno de los centros, pero lo más importante: te vas a conocer tú misma en otros contextos.
  3. Viajar sola te permite ir a tus ritmos: cuántas veces terminaste haciendo algo que no querías por agradar o perdiste mucho tiempo en tomar las propuestas de los otros? Cuántas veces simplemente querías quedarte durmiendo o ir a otro lugar y te quedaste porque ibas con otras personas? La libertad de viajar sola te permite ampliar ese radio de acción.

    Te invito a que si tienes comentarios, aprehensiones, me comentes acá abajo ¡A ver en qué te podemos ayudar a empoderarte!

Anuncios