Aprender, Talleres

Preparando tu primer viaje sola

¿Cuántas veces decidiste no viajar, porque “Cómo vas a viajar sola”?

Viajar Sola por Latinoamérica es posible y hay muchas formas de hacerlo: ir de vacaciones,postular a becas,a través de estudios, trabajar, hacer voluntariados, trueques, vender cosas en el camino o a la vuelta, hacer actividades para un viaje específico, convocatorias, pasantías, residencias y un largo etcétera.

¿Qué debo llevar obligatoriamente y que no? ¿Qué tan inseguro o caro puede ser? ¿Qué otras formas hay de viajar que no he considerado? ¿Qué logística utiliza una persona que con pocos recursos los optimiza y lo pasa increíble?

Durante una tarde, no sólo hablaremos en concreto de todo lo que necesitas: programarás tu próximo viaje, ya sea que lo tengas en concreto, listo y definido o sólo en mente o ni si quiera lo hayas considerado hasta ahora.

¿Y por qué crees que puedes hacer un taller de esto?

Llevo 17 años desde mi primer viaje al extranjero (Canadá) y casi 10 de viajar constantemente por latinoamérica sola. Quién me ha leído o escuchado, sabe que por peripecias no me he quedado: accidentes,quedar varada, envíos de platas retrasados, viajes en bus-moto-caminetas-taxi-lancha y un largo etcétera. Pero también que lo he pasado muy bien también 🙂

He viajado por distintas razones y formatos y con distintos presupuestos. El último año y medio he viajado por meses por México, Colombia, Perú y Brasil sola. Antes he viajado por Argentina, Bolivia y eso me ha permitido además de conocer otras realidades, aprender distintos métodos, técnicas, datos, rutas, formas de ahorrar y trabajar mientras viajo. La idea es traspasar esta experiencia, pero en un formato taller, para llevarlo a viajes en concreto de otras personas.

El taller, tiene un valor de $10.000 p/p y será en Santiago ( Estamos buscando la fecha para el de Valparaíso). Habrán un par de concursos para cupos gratis. Acá te dejo el link de fb con más información. 

Para inscribirte, debes escribir al mail comunidadviajarsola@gmail.com , ahí te envío los datos.

 

Anuncios
Cosas que debes saber antes de ir a, Lugares Imperdibles, Mapas y rutas

Ruta de Parques de la Patagonia

Llegó a mí la invitación para el lanzamiento de Parques de la Patagonia y asistí, porque entre otras cosas, la idea de conocer esa zona en bici me está acechando. Me encontré con la Caro Ibarra, que nos hemos encontrado en todos los conversatorios abiertos de Viajar Sola y que está difundiendo actividades culturales en su sitio.

Carolina Morgado, directora de Tompkins Conservation, conversó acerca de cómo Chile ha sido mencionado por varias publicaciones como el destino 2018. Junto a Imagen Chile, buscan posicionar a Chile como destino turístico  a través de este concepto Ruta de los Parques de la Patagonia, al igual como se ha hecho con otros sitios ( La ruta de las estrellas, la ruta del vino, etc).

La Ruta de los Parques de la Patagonia, cuenta con 17 parques nacionales, desde Puerto Montt a Cabo de Hornos donde se busca un turismo y un desarrollo económico local, que sea consecuencia de la conservación y ser referente de ello. Entre los parques se puede destacar Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, Parque Nacional Laguna San Rafael, Parque Nacional Torres del Paine.

Cerro Castillo_ Weston Boyles.jpg
Caminar, rodar, viajar ❤

El sitio de la ruta, espera ser una vitrina y suerte de biblioteca virtual que permita acceder a la información acerca de parques, rutas,senderos, comunidades aledañas que pueden o no ser visitadas más algunas rutas sugeridas.

También se lanzó un concurso, para escribir un cuento de 101 palabras, en el que se cuente una experiencia relacionada con un parque nacional. La o el ganador, será llevado con todos los gastos pagados más un/a acompañante para disfrutar de una parte de la ruta, en compañía de una de las personas a cargo del proyecto.

CONCURSO1.jpg

(Más información,tanto del concurso como de las rutas, directamente en el sitio).

La idea de pedalear por la Carretera Austral

Con el vídeo promocional, me dieron ganas de partir ya. En realidad, siempre quiero partir ya, pero bueno, ahora quiero más.

 

La verdad, mi gusto por la naturaleza es incipiente. En el viaje larguito tuve momentos de llegar a llorar de lo hermoso de un atardecer o de una playa casi secreta, cosa que pocas o ninguna vez me había pasado antes. Soy muy bicho de ciudad, muchos de los lugares que he visitado son capitales o grandes áreas urbanas, pero cada vez más agradezco esos momentos de decir “wow, qué onda esto lo hermoso” y que no me llegue la señal del teléfono. Igual, muy lentamente, me he ido aperando de equipamiento como zapatos, primeras capas y otros, para poder aventurarme sin morir de frío o de pava lesa. Igual hay que decir que el vestuario deportivo no es de mi gusto para andar por la vida, pero he ido comprobando empíricamente, que hacen que ciertas prácticas sean más cómodas.

Pero como sabemos que hay que prepararse (partiendo por tener una bici y equipamiento adecuado, lo demás siempre se ve en el camino y en los eventos que pueda inventar) ¿Y si pedaleamos en febrero-marzo? Sería hermoso partir con una primera experiencia de una semana, unos 400-600 kilómetros. ¿Lo han hecho? ¿Alguna parte de la ruta que puedan recomendar?

Creo que todas las recomendaciones me sirven por el momento. No sé si efectivamente será, pero me gusta imaginar que sí. Chile debe ser el lugar que menos conozco 😦 y la bicicleta debe ser, en mi corazón, el transporte más eficiente para lograr recorrer a un ritmo, pausa y economía que me encanta. Preguntas, sugerencias, datos, en los comentarios :).

Aprender, Idiomas

Como aprender inglés

No fue hasta octubre del año pasado, en Medellín, que por primera vez tuve la pulsión de aprender inglés.

Conocí en la cocina del hostal (la verdad no me acuerdo, pero es lo más probable), a un gringo: Ezra. Me pareció simpátiquísimo. Me habló con tanto amor de sus amigos, de sus hermanos, que intenté seguir conversando. Pero cuando quise hablar algo más que ” What are you doing? Where you from? ” , no pude. Osea, pude: los intentos entre poquitos de español que sabía él y lo que intentaba hablar yo y mucha buena voluntad.  O a ratos con un traductor on line o de otro chico que andaba por ahí esos días. Pero seguía siendo muy difícil, de manera muy atropellada, muy cansadora, muy frustrante.

La historia podría haber quedado en eso: alguien más con quién no hablé porque no sabías su idioma y chao.  O la gente con la que tienes buena onda, pero sigues el viaje y además de agregarte a Facebook o Instagram, un par de me gusta por aquí y por allá, nada más. Quería saber qué pensaba esa persona sobre algunos temas que en mi cabeza son urgentes a la hora de conocer cualquier persona por estos días:  los viajes,las motivaciones, las organizaciones sociales y las causas sociales, el feminismo, la música o sobre mi recurrente pregunta “¿Qué es lo que te hace más feliz hacer en la vida? ¿Pero lo que más-MÁS?” y NO PUDE. No pude tanto, fue muy somero, muy escueto. Era difícil encontrar las palabras, pese a hacer mi mejor esfuerzo.

Pero durante una semana, hicimos el intento de conversar.

Nos despedimos con la idea de seguir en contacto, de perfeccionar cada uno el idioma del otro, de hacernos bullyng, hablar de comida y hemos formado una amistad de unos 9 meses y contando.

Es así como me obsesioné ( uy, qué novedad) con aprender inglés.  Un poco a partir de querer conversar con Ez, pero también pensar que hay un montón de personas interesantes que me las estoy perdiendo por no saber un idioma.

Pero también porque como siempre,  es mi lema “Me gusta escribir y todo lo demás es una excusa barata”. Y que si pienso, lo que más me gusta es escribir-comunicarme-conversar y hay un montón de gente que no me está leyendo-no estoy conversando-que me estoy perdiendo porque no estoy escribiendo ni hablando en inglés. Y que tal vez si escribo en otro idioma, mis ideas serán ordenadas de manera diferente o saldrán ideas nuevas. Que también quiero algún día no tan lejano seguir viajando y en un par de años (?) cruzar el charco. Que quiero trabajar en inglés. Que me inspira mucho Agota Kristof, escritora húngara que su primer libro fue en otro idioma y fue así que consiguió consagrarse.

Y sí, de siempre he tenido bastantes argumentos razonables para aprender inglés, pero esta vez fue que me tocó y eso estoy 🙂

Como partí

De entonces, han sido algo así como 9 meses y no todo el tiempo me dió el impulso por aprender. Han sido por épocas. Y mis mejores maneras ( o las que me han ido resultando) han sido estas:

  1. Primer impulso: Ya sin tanta promesa como cuando fui a Canadá, en mi subsiguiente parada, Rincón del Mar (Colombia) compré, en la única tienda grande que hay en varios kilómetros a la redonda, un cuaderno, 2 lápices de distinto color. Bajé un par de aplicaciones y me puse a leer y traducir 100 años de soledad y revistas, frente al mar caribe. Ayer de hecho veía este cuaderno y me reía de este primer esfuerzo.
  2. Segundo esfuerzo: Estaba una semana o dos, full apps, escuchando canciones en inglés, viendo series con subtítulos. Y luego pasaba un tiempo, me aburría y dejaba hasta ahí. Estuve de voluntaria en un hostal y 3 semanas full inglés todo el tiempo, después estaba en otro hostal más hispanoparlante y listo, nunca más hablaba inglés. Alguien me caía bien y le hablaba entusiasmada, se iba esa persona y chao. Intenté mezclar un taller de poesía de  Mauricio Redolés con escribir en inglés (también inspirada en su obra donde recuerda su paso por el exilio en Inglaterra y en un par de proyectos que hablamos) y en realidad, no me gustó el resultado de lo escrito, lo que quedó en limpio fueron sólo los textos en español.
  3. Me dieron ganas de seguir aprendiendo idiomas: Entre idas y vueltas anduve en Brasil y ahí dejé el inglés por retomar el portugués, aunque descubrí algo: tratar de mezclar ambos idiomas, me resultaba cómodo para ir aprendiendo de ambos sin pasar por el español.  Sin una idea totalmente clara de qué hacer, me embarqué en una nueva locura: tomar un curso de inglés.
  4. Tomar un curso de inglés: Busqué en todos los cursos que habían en el mercado y finalmente me decidí por uno en un instituto nuevo-antiguo ( Viene de otro instituto que se separaron los dueños). Me decidí por lo barato y porque queda a 30 minutos de donde estoy viviendo.Ese curso, que es bastante de conversación, me permite tener un método, frecuencia y metodicidad ( cosa que es lo que más me falta en la vida) que por más que pensé que era así no más, me ha ayudado mucho a re-aprender desde la base. Mucho. Lo recomiendo, pero por interno ( ni ahí con la publicidad gratis ahahah)
  5. Escuchar inglés: Una hora al día escucho la hueá que sea en inglés. Últimamente he estado pegada con las charlas Ted, conocidas por en pocos minutos hablar de distintos temas. Hay tanto traducidas como una aplicación para el celular. También tengo un playlist de canciones oreja que toda la vida he tarareado mal, traducidas al inglés y español. Mi idea hipotética es aprendérmelas.
  6. Armar 2 chats de practicar inglés: Aunque tiene distintas frecuencias, la idea de juntar en un whatsapp a gente de distintos lados y con distintas frecuencias ha sido un buen experimento. Desde uno muy activo hablando de temas como feminismo, a otro un poco más lento y más chistoso, donde se habla desde música, hasta bicicletas, pasando por actualidad nacional. Eso me ha permitido, que ayudándome por el contexto del día, adquirir vocabulario o el ejercicio de querer decir algo en inglés. Próximamente, la idea es llevarlo a un contexto en vivo, para hacer un club de conversación en inglés.
  7. Ver muchos vídeos de Amigos Ingleses: Debe ser la mejor recomendación que me han hecho al respecto. Una española y un inglés que hacer unos vídeos de cerca de 10 minutos, muy muy entretenidos y muy acertados en lo que uno quiere aprender cundo estás tomando un curso o quieres hablar con extranjeros. Dan ganas de seguir viendo y de pasada aprender.
  8. Aprovechar todas pero todas las veces que pueda hablar en inglés: Con mis amigos de otras partes, enviar audios, chatear con amigos que manejan bien el idioma o son angloparlantes nativos y básicamente también,  gringo que se me cruza en la calle que está perdido, Tinder (?), Couchsurfing, etc. y en realidad cualquier persona con la que pueda hablar en cualquier instancia y practicar mi fluidez.

Estas han sido mis maneras de aprender inglés hasta hoy. Si a ustedes les resulta, genial ¿Tienes otra manera? ¿Quieres recomendarme otra?

Ah: Y gracias Ez por el impulso, las peladas de cable y la intención de ayudarme a mejorar y corregir :* :* :*

Eventos

Cicletada Niñas

La gente de Oh Santiago contactó a Fernanda, de Ciclistas Sueltas, para ver la posibilidad de hacer una actividad para el festival urbano de Santiago. Fernanda me llamó a mí  por Viajar Sola y juntas estamos gestionando hacer una cicletada y varias actividades especialmente para niñas en Septiembre.

Como sabemos de nuestras capacidades e incapacidades, es que estamos armando un equipo para hacer una actividad hermosa :). La reunión sería el próximo jueves 9 de agosto, a las 19:00 hrs. El lugar aún está por confirmar.

Sobre Oh Santiago

OH! Stgo es un evento de celebración de nuestra ciudad contemporánea. El próximo versión volverá el fin de semana del 8 y 9 de septiembre 2018.

Durante el primer versión en 2017, las puertas de numerosos edificios y espacios en diversos sectores de Santiago que habitualmente están cerrados al público, se abrirán gratuitamente. OH! Stgo es una invitación no solo a redescubrir nuestra ciudad, sus historias y personas, sino que también a reflexionar sobre cómo espacios de gran valor arquitectónico, ingenieril y de diseño urbano contribuyen a la calidad de vida de la ciudadanía.

Open House se realiza a nivel internacional en más de 30 ciudades del mundo hace veinte años.

El concepto Open House tiene su origen en la Fundación Open City de Londres pionera en el desarrollo de programas de educación, arquitectura, urbanismo para toda la ciudadanía.

Un proyecto de Fundación Pro Cultura y Colectivo Aldea y financiado por FNDR 6% Cultura del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago.

Sobre Ciclistas Sueltas y Viajar Sola

Viajar Sola es una comunidad de mujeres que viajan ( o quieren hacerlo) solas. Está liderado por María Paz Castillo, productora, viajera, productora y escritora compulsiva. Hasta el momento han hecho conversatorios, talleres, charlas en Santiago, Lima y Río de Janeiro. Puedes ver sus actividades en Instagram o en su grupo cerrado en Facebook.

Ciclistas Sueltas es un grupo que se define según su biografía de Instagram-su red social única y favorita-“Andamos en bici en la ciudad y nos gusta. Este espacio es para pedalear, aprender, compartir y contagiar📍Santiago, Chile #ciclistassueltas “.

Este último está liderado por Fernanda Martínez, quien a su vez pertenece a Bicipaseos Patrimoniales y trabaja en un Museo muy bonito., el mismo en el que hemos hecho los conversatorios de viajar sola.

Estamos también buscando organizaciones que quieran/ puedan sumar fuerzas, para que esta actividad sea muy bonita de principio a fin 🙂 .

Si deseas parte de esta locura, déjanos un mensaje para enviarte la invitación o envíanos un correo a comunidadviajarsola@gmail.com

afiche instagramcicleniñas.jpg

 

 

 

 

Portugues, Sobre Viajar Sola

Viajar Sozinha

123

O ano de 2019 propus viajar de bicicleta. O plano é ir e encontrar a minha bicicleta que deixei no ano passado em Cancún, atravessar um avião com ela para Cuba e atravessar a ilha por pelo menos 3 meses. Uma bela ideia, tão instagrameable que já posso ver as fotos dos ombros com bronzeado fascinante, os locais, as pessoas que eu vou conhecer e até mesmo a música que eu vou ouvir.

4

Eu tenho feito algo como 10 anos, não apenas andando de bicicleta, mais também participando de diferentes organizações, como Bicipaseos Patrimoniales, Pedalea por la calle e hoje Comunidade Viajar sola y Ciclistas Sueltas.

Além disso, é importante participar dos últimos 4 fóruns mundiais de bicicletas nascidas no Brasil, em suas versões em Medellín, Cidade do México, Lima e também na organização do Chile. Também na minha participação com artigos e colunas sobre o uso da bicicleta ou como pedalar em diferentes cidades da América Latina.

5

Mas talvez uma das coisas que mais me ajudou a tomar a decisão de viajar dessa maneira seja o meu treinamento inconsciente, trabalhando no comércio de bikemessenger. Porque não há nenhuma conversa, oficina, fotografia ou coluna na revista percebe mais claramente o que pode chegar hacer bicicleta economicamente, como a criação de empregos que pagam contas, que dão para comer apenas em nome da sua pedalada capacidade. Passei 10 anos e 11 estações, vendendo humitas (comida tradicional chilena, feitos a partir do milho, similar nos tamales) e outros como esses mesmos anos, fazendo de emergência de produção onde eu resolver problemas familiares, passos muito importantes e até mesmo pessoas que não estão na país

6

Há também outro ponto importante: fiquei com viajantes em diferentes circunstâncias, mas talvez minha melhor experiência tenha sido acomodar viajantes em bicicletas a través do Warmshowers. É assim que loquísima pessoas vieram para minha casa, que tinham tomado essa decisão e tinha América do Sul como Caio tour Latintin América Portoalegre, ou Robert, que viajou da Inglaterra para o Alasca, para quebrar sua viagem para Ushuaia.

7

Portanto, minha decisão de viajar de bicicleta não é tão louca ou tão aleatória e a própria ideia de pensar nisso me dá uma enorme felicidade, assim como quando ando de bicicleta, assim como quando conheço uma nova cidade de bicicleta. Mas surge outro questionamento, que por mais manifestações no mundo, apesar de me considerar fortemente feminista e até de dar palestras aos disparos: devo supor que toda vez que viajo, gostaria de ser homem.

8

Um homem grande, forte, com braços grandes. Eu gostaria que ninguém pensasse em me levar para ir, me bater, me tratar mal. Que ninguém questionou minha maneira de se vestir, para onde eu vou, a que horas, até mesmo, que eu não questionaria minha vida sexual ou emocional quando viajasse sozinha. Mas não é assim. E embora,  eu seja uma daquelas pessoas que se importam muito pouco com o que as pessoas pensam do que fazem ou do que não fazem, porém isso acontece. Todo o tempo.

9

Eu também gostaria de poder andar na hora que quiser, onde quiser, com quem eu quiser. Mas não importa o quanto eu tente, não importa o quanto eu esteja empoderada, embora eu já tenha viajado por 7 países e contado, isso não acaba. Mesmo que eu ande de bicicleta, onde quer que eu esteja, sempre há um duplo medo ¿Eu voltarei para casa desta vez?

O ano de 2015, eu cheguei num domingo, da casa da minha mãe, na verdade o dia da mãe de bicicleta, quando eles me atacaram. Tudo é muito confuso e até hoje não sei exatamente o que aconteceu naquela época em que perdi a consciência e perdi o movimento de minhas pernas.

Antes de saber que dados, havia muitas pessoas que perguntaram que horas eram isso? Ela estava sozinha? Provavelmente muitos disseram isso porque eu costumo andar de bicicleta sozinho e à noite. Porque eu trabalhei nos últimos 10 anos em shows e a maneira mais confortável e segura tem sido andar de bicicleta. E sabemos que ser mulher “não deveria ser”.

 

10

Vivemos em um mundo que, para muitas ondas feministas e manifestações como #niunamenos na Argentina ou no Chile, contra a violência de gênero no Peru, mesmo as mulheres não têm acesso total às cidades. Eu tenho olhado em espaços públicos, os botecos no canto e sempre há homens, onde estão as mulheres? Onde as mulheres deveriam estar? Sempre cuidando dos outros ou cuidando dos outros para fazer algo para eles, em vez de aproveitar suas vidas? Se ainda é o conceito em pessoas que as mulheres não devem ir em um determinado momento, eles não devem andar em determinados lugares, não deve viajar sozinho e ainda nem sequer precisa saber certas coisas, como a mecânica de seu carro, imaginar o que mais nós não devemos fazerNós temos o toque de recolher como acontece nas ditaduras.

11

Hoje, as mulheres no Chile estão exigindo que as universidades e faculdades tenham protocolos para denunciar assédio ou abuso sexual e que a educação não seja sexista. Não deveria ser o básico? No entanto, para muitos, esta luta é básica, sem importância “eles estão exagerando”. E estamos pedindo mais ou menos do que os homens. Mais de uma vez conversei com viajantes, que homens viajantes são questionados sobre suas aventuras, os lugares que visitaram. Para as mulheres, por quanto medo elas tinham, que se não tivessem medo de andar sozinhas, que se ninguém se opusesse a tal companhia.

12

13

O ciclismo sempre esteve ligado a causas feministas, porque significava lutar pelos direitos humanos básicos, uma autonomia que é super difícil de entender se você nunca esteve no lugar de uma mulher. Viajar a qualquer momento e em qualquer lugar, sem o terror de ser alcançado. Não precisa de um acompanhante / cuidador / protetor. Lute pelos direitos básicos de qualquer ser humano, como o trânsito livre.

As mulheres parecem ter direitos humanos diferentes, só porque têm uma vagina.

Viajando sozinha, nasceu de querer fazer um blog de viagens primeiro. Mas percebi que a visão e as necessidades de uma mulher que viajam às vezes tem a ver com muitos problemas específicos. Uma mulher em trânsito enfrenta não apenas os perigos particulares e óbvios, mas a primeira pessoa com quem ela tem que enfrentar o medo é consigo mesma, com seus vizinhos, com o resto.

Comunidade Viajar Sola tem como objetivo ser uma comunidade de mulheres que viajam pelo mundo. Mas por que criar uma comunidade de mulheres que só viajam sozinhas? Porque as mulheres sempre procuraram outras mulheres para se acompanharem, quererem se conter, apesar do fato de que a sociedade quer mostrar algo diferente: competição, deslealdade, etc.

15

Buscamos que a comunidade seja um espaço para compartilhar experiências de viagem e colaborar com outros viajantes para tornar sua experiência mais leve, em um espaço sororo e feminismo, onde estamos todos aprendendo a se livrar do machismo. Estamos fazendo diferentes atividades: Conversas, palestras, workshops sobre mecânica básica para mulheres, ciclismo, compartilhamento de dicas, artigos e recomendações nas redes sociais como um grupo privado de fb e instagram, assim como começar a construir um website.

Queremos conetar com as mulheres de todo o mundo, por isso, convidamos as meninas que estão lendo a seguir o  grupo fechado “Comunidad Viajar Sola” en  FB, Viajar_sola en Instagram eo site “viajarsola.cl” resto Y ajudar-nos a este resultado. Um mundo que tem mulheres tomando decisões, sendo uma parte ativa, é um mundo melhor.

17.jpg

***Presentación preparada para ser expuesta en Brasil, junio del 2018.

 

Lugares Imperdibles

El café de Julio

1625533_10152227967358158_827586188_n

Cuando llevaba poco tiempo con el programa de radio, en los tiempos del fotolog, recibí una convocatoria para un concurso de cuentos de Asado De Costilla. El premio era un café en el Café Converseria Don Julio , donde el mismo Julio , el dueño, te servía un café.

Me llamó la atención por qué. De curiosa, busqué la dirección y me fui a dar una vuelta.

No me acuerdo de esa primera vez, menos de esa primera conversación, pero el lugar me voló la cabeza, al igual que el café. Las personas que iban ahí, las historias que se contaban y como yo, inmiscuída en el mundo de internet y las horas, podía perder (o ganar) la noción del tiempo. ¿5 minutos? ¿Todo un día? ¿Semanas?

café 2.jpg

Durante unos 10 años, volví tantas veces como no recuerdo. Conversé con políticos, filósofos, trapecistas, actores, rectores de universidades, estudiantes, luchadores sociales, periodistas, arquitectos. Con gente que con el tiempo supe qué hacían, porque en general, no tengo idea qué hace ni en qué universidad estudió o si estudió o no, pero sí sé como mira cuando relata algo que ama: efecto ojitos brillantes tipo Candy mirando a Terry o a Anthony. Sí sé, la cara que pone cuando lo agobia un problema terrible y urgente y se está cayendo y antes de caer fue a salvarse en un rato de conversación o cuando va a mostrar por última vez su tesis, su guagua nueva, su nuevo amor, su nuevo proyecto. Conversar, un ejercicio tan pero tan mágico, tan análogo, tan profundo.

Una de las últimas veces que fui, alguien dijo que después de Roberto-parte absoluta del inventario visual-yo era una de las personas más de ahí ¡wow, manso piropo! Ahí han salido parte de mis mejores ideas, parte de mis textos más queridos. Simplemente me he sentado ahí a que pase el tiempo cuando tirito de miedo o cuando algo increíblemente hermoso me sucede. Afuera malabareé con fuego, toqué gaitas, llevé a cada una de las personas más queridas a presentarlas y por supuesto, ahí conversé tanto, tanto, tanto, con la excusa de tomar un café y fumarme un pucho.

Sé que mi tema TT de hoy, el dolor de guata, se me pasaría en lo más inmediato que lo que quisiera, como también en esa sensación de llegar, a cualquier hora, desde cualquier lugar, en el estado que esté, a sólo decir “Un café, una empanada y un vaso de agua, por favor, por mientras, voy a fumarme un pucho afuera”, mientras discuto algún existencialismo de un personaje asesino de las notas de Roberto, o a escuchar al Shiappa tocar una melodía que nunca termino de entender o a dar una vuelta, o a contarle a Julio y a la Ana una nueva idea descabellada, mientras llega alguien más y cuenta o escucha, alternadamente, otra conversación pelacables.

café 3.jpg

Gracias por cada una de las personas que nos encontramos en ese gesto sencillo e iluminado de conversar sin títulos, sin convencionalismos baratos, sin tiempo, por el puro gusto. Gracias por haber hecho de ese lugar un refugio contra todos los demonios y todas las maravillosidades. Hoy, los eché tanto de menos, tanto o más que ese café y la borra en el fondo y sus efectos inmediatos y trágicos para con los dolores o para aterrizar luego de un momento intenso. Gracias.

Cómo viajar con, Sin categoría

Cómo viajar gratis (o casi)

De más chica, no viajé mucho. Primero, por plata. Segundo, porque siempre tenía muchas actividades y jamás me hacía tiempo. Mi familia no es para nada viajera y si lo hacía era por razones de mis actividades: retiros, encuentros mundiales, misiones.

Pero desde esa vez que se me puso en la cabeza ir a estudiar a Argentina, como en una suerte de epifanía, empecé a hacerlo una y otra vez. Lo primero que aprendí fue que para viajar, no se necesita plata si no la convicción y las ganas de hacerlo. Si fuera por plata JAMÁS habría viajado en mi vida y no lo seguiría haciendo como parte de mi reset natural. Entonces ahora viene la pregunta obvia ¿Entonces como? ¿Como es que siempre dices que no tienen plata y siempre te leo que andas viajando?

Acá está el secreto, mami:

Pucha que es boni el país de la cumbia. Guane, Santander. Colombia.
Pucha que es boni el país de la cumbia.
Guane, Santander. Colombia.

1. Trabajando en los lugares que voy o trabajando para el mío.

Varias ( Por no decir casi todas) no he viajado solamente por el placer de hacerlo, sino más bien para probar suerte cuando he pensado que es necesario ( Buenos Aires), a hacer una pega específica (Como la de blogger de viajes en Santander, Colombia), a dictar talleres ( Como en San Francisco de Cba. Argentina), entre otras. Trabajar en los lugares donde irás, por muy básico que sea esta pega ( Como garzona o “bachera”), siempre será un aprendizaje gigante de la cultura local. Lo otro es que escribiendo artículos para internet donde me pagan poco pero me pagan, como Community Manager o @delosmandados sigo gestionando cosas todo el tiempo, por lo que a pesar de estar lejos, sigo haciéndolo.  Sólo necesito que a los lugares que voy, pueda acceder a internet.

Lo otro es que me propuse, mientras más pueda, tener trabajos remunerados que pueda hacer en cualquier parte del mundo. Así que si quieres que escriba para tí, tu sitio, revista, etcétera ¡Hazme feliz, acordemos precio y voila!

Noviembre
Foto pésima de un sencillo taller, en un sencillo lugar, de un pueblo muy sencillo. Taller de Redes Sociales. Biblioteca Sn. Fco. de Cba, Argentina

2. COUCHSURFING

Una de las mejores ideas de redes sociales del mundo mundial. Uno, cuando es viajero, sabe que siempre es bueno ahorrarse unos $ . También que en más de un momento te dieron una mano u alojamiento o simplemente, no hay mejor cosa que conocer un lugar por sus propios habitantes y no por un destino turístico armado para ello.Es por eso que esta red social donde la principal idea es que te presten un sillón para dormir, por la buena onda de compartir o un paseo por la ciudad.Es así como tuve muy buenas experiencias en Buenos Aires, conocí a otro gran viajero y músico Pablo Aimi  y a un amigo colombiano que aunque no alojé en su casa, me mostró en  la ciudad otra cosa muy importante: las fiestas que hacían los que les gustaba la misma música que a mí. Yujuuuu

Fer, el colombian
Fer, el colombian Villa crespo, Baires 2010

3. Hacer dedo:

Debo decir que he hecho muy pocas veces en mi vida, pero las veces que lo he hecho, me ha resultado súper bien y me ha permitido, primero, llegar a lugares que no tenía como llegar de otra forma ( desde un pueblito olvidado en la 7ma región hasta Constitución 1 semana antes del terremoto). Ahorrar plata u conocer a la gente en otro contexto me gusta y pienso hacer un viaje pronto así si no me resulta otra forma. Admiro tremendamente a los que se lo han tomado como forma de vida como Nena de Los viajes de Nena y espero poder hacerlo más cuando viaje a mis próximos destinos 😉

IMG_0190
Cascada de Juan Curí. ¿Chicas? Esas hormigas que se ven, son los chicos que vienen bajando del torrentismo
Trabajando. Cañón del Chicamocha. Santander. Colombia
Trabajando.
Cañón del Chicamocha. Santander. Colombia

3. Gastando lo mismo o menos que en mi casa

Obviando los pasajes y la estadía, los gastos de comida en general se me reducen a menos de lo que gasto en Santiago. Vivo en una de las ciudades más caras en este item, por lo que todo lo demás me resulta súper barato. A esto le sumo que me voy en general por periodos superiores a 20 días, por lo que no es lo mismo gastarse en una semana la plata que no tienes, a “vivir” en un lugar un tiempo determinado. Si compras para ese tiempo ciertas cosas (Artículos de aseo, aliños, frutas, etcétera), no tienes que gastar adicional a lo que ya venías gastando. De hecho, aunque te parezca una locura, para viajar a bajo costo, es más barato “vivir” en otro lugar por al menos un mes que ir por una semana de “turista”

IMG_2559
Bueno, ahorrando en algunas cosas, uno puede comerse un alfajor que vale $990, pero que es de lo mejor que he comido en el mundo mundial. Si va pa allá, tiene que pasar por aquí Valdivia, 2014

4. Venta de Bodega pre y post viaje 

No tengo  muchas cosas ( digo, tengo hueás, caleta, cosas me refiero a electrodomésticos, herramientas, etcétera) porque justamente en cada viaje me he encargado de reducirlas por dinero que me sirva a la hora de viajar. ¿De qué me sirve tener cosas arrumbadas si eso lo puedo disfrutar hoy en otro lugar? Además, no soy muy apegada a ellas, siento que las cosas van y vuelven y las que fluyen vienen mejor después (Cosa que he aprendido a punta de costalazos, acarreando cosas que a la larga era más útil vender). Siento que me he transformado en una experta de estas ventas de bodega on line, incluso con amigos que se suman o que me piden que venda cosas por ellos. Fácil: Les saco fotos, las subo y por ventas superiores a 6 lucas, las voy a dejar a la casa en un radio que puedo hacer en bici. Y de un viaje siempre traigo cosas para vender, por lo que siempre van quedando cosas para vender inmediatamente después cuando me quedo sin plata o para algún otro momento ❤

Mueble shuer logo ashí, vendido en una de las súper ventas de bodega, piropeado y peleado por la gente
Mueble shuer logo ashí, vendido en una de las súper ventas de bodega, piropeado y peleado por la gente. Yo no sé qué tanto, pero a la gente le gustó.

5. Comercializar productos de la zona

Otra cosa que me resulta bastante para viajar, es comprar productos donde voy, la gente me transfiere una parte y arreglamos cuando vuelvo, con el mismo sistema de siempre: Me encargan, yo se los voy a dejar a casa u oficina en mi bicicleta. Así me pago los gastos ( por eso mismo traigo salmón ahumado de vez en cuando) y mi viaje se subsidia, sólo con mover ciertas cosas. Ojo: igual es en base a la confianza que ya me he ganado durante varios años al mando de @humitadomicilio

6. Cuidar casas

Me pasó hace poco: unos amigos viajaban, no tenían quien les cuidara a su gata en una casa olvidada en un cerro, el ideal para una bloggera con ganas de escribir un libro ( Ya lo terminaré, ya lo terminaré) lejos de la civilización, mientras terminaba una pega de unas reseñas, todo on line. Me prestaron su casa y fue una de las experiencias más exquisitas que he vivido últimamente: 3 semanas conversando casi exclusivamente con una gata, mirando un río. Demás que alguien que conoces tiene casa en la playa/ campo o va a ir de vacaciones y necesita que alguien se quede en su casa.

Mi compañera por casi un mes. Gracias por saltar encima mío y pensar que la soledad es bonita también
Mi compañera por casi un mes. Gracias por saltar encima mío y pensar que la soledad es bonita también

Sé que hay más formas de viajar gratis: Una beca, trabajo de voluntariado, irse a bailar caporal, irse en un barco, trabajar en una granja/campo, comer donde los Krishna, artesanía, malabares, música. Pero al menos, a mí, esto es lo que me ha resultado.